top of page
Buscar
  • maranua

Yo te Creo

El encuentro con la violencia, sea ésta física, psicológica, económica o sexual es siempre destructivo.

Las sobrevivientes de violencia física o sexual han debido atravesar una de las pruebas más duras e intensas a la cual se puede exponer una persona.

No obstante, tener la experiencia de ser juzgadas, desacreditadas, evaluadas y cuestionadas, puede ser aquello que causa la herida más profunda y dolorosa.

Tener una experiencia de violencia es sin duda difícil de explicar o entender, pero no ser creída o incluso en casos culpabilizada por la experiencia por parte de quienes consideramos cercanos es por lo que he visto puede llegar a ser uno de los golpes más duros.

Me alegro muchísimo que hoy la justicia esté dando un ejemplo claro y directo con el caso de Martin Pradenas y la justicia para Antonia.

Quien se expone a denunciar una experiencia así de dolorosa merece como mínimo respeto, acogida y tener el derecho a justicia.

El silencio solo es cómplice.




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page